¿Cuál es mi estilo decorativo?

Una guía básica de estilos para adaptarlos a nuestra personalidad, gustos y espacio.


Sin duda alguna has pasado horas en Pinterest o en internet buscando ideas que se adapten a tu espacio, imágenes de revista, mobiliario fuera de lo común y exclusivo. Seguramente has guardado una decena de fotos como guía para decorar, para cotizar con diferentes tiendas, después apruebas el diseño y cuándo llega a tu casa te das cuenta que todas las fotos que te sirvieron de inspiración no guardan una relación, un estilo o detalles en común. Y esto pasa como consecuencia de una búsqueda sin objetivo o factor común. Te pierdes en un mar de estilos y decides que es mejor mover este mobiliario a otro espacio, cambiar o reformar.


En esta guía básica quiero que definas y te lleves una idea clara de estilos a la hora de aplicarlos a tu espacio. Es importante pensar en conjunto y no elegir mobiliario y decoración al azar.


Empezaremos con estilos que más adeptos ha tenido en los últimos años por su sencillez, naturalidad y autenticidad. Pasaremos por otros que se han quedado en el tiempo y finalizaremos con estilos esenciales que se han renovado para ofrecernos iconos en el tema de diseño.



Estilo Escandinavo o Hygge

Hygge es un concepto muy arraigado a la cultura danesa que incluso no tiene traducción para otras lenguas, sin embargo su termino se asocia a la felicidad que produce el espacio, lo "cozy", el bienestar, la tranquilidad y su calidez.


Debido al clima frío que pasa la mayor parte del territorio danés este tipo de decoración busca crear espacios lo más confortable posible, blancos y colores neutros para potencializar al máximo la luz.




Tips:


1. Colores neutros y sencillez en los tonos (blancos, beige, grises).

2. Uso de texturas cálidas como los linos y lonas.

3. Materiales como la madera y equilibrio con elementos industriales.

4. La funcionalidad: almacenamiento y optimización del espacio.

5. Espacio organizados.

6. Mobiliario con formas orgánicas.




Estilo Industrial

Un estilo muy conocido por la arquitectura tradicional de la industria y de las viejas naves de Nueva York en los años 50. Es un estilo que no busca una estética perfeccionista, por lo contrario busca relucir los detalles rústicos, fríos y desgastados. Las cosas están a la vista, las terminaciones pueden ser naturales como el ladrillo o el cemento y se caracteriza por el uso de materiales reciclados.



Tips:

  1. Materiales naturales como la madera y el hierro.

  2. Uso de plantas para cargar este espacio de energía.

  3. Uso de pieles naturales para el mobiliario.

  4. Piezas icónicas elaboradas en cuero.

  5. Formas simples y sencillas.

  6. Colores oscuros en la gama de los grises, marrones y negros.




Estilo Bohemio o Boho Chic

Una combinación de elementos naturales, detalles étnicos y acentos bohemios que busca capturar la esencia del estilo aventurero con un estilo de vida vanguardista que nos acerca al deleite de las cosas simples y el contacto con la naturaleza.


Gracias a este estilo podemos recuperar piezas antiguas, usar maderas naturales e integrar elementos elaborados artesanalmente como las cestas en fibra y los tejidos en macramé, para agregarle mucho estilo y calidez al espacio. Recuerda que este estilo busca siempre la paz interior y la armonía.




Tips:


  1. Materiales naturales como la madera y las fibras.

  2. Elementos étnicos.

  3. Estampados vibrantes.

  4. Colores neutros combinados con tonos de color.

  5. Un espacio más desordenado en términos de estética.

  6. Amor por los detalles.

  7. Pieles naturales.






Estilo Ecléctico

El estilo ecléctico es sin duda alguna uno de los más difíciles de lograr ya que combina estilos, piezas o técnicas de diferentes estilos en un mismo espacio. Se caracteriza por su versatilidad, creatividad y gusto personal ya que es única e irrepetible. Y aunque no existen reglas preestablecidas si hay ciertos consejos que te pueden ayudar a lograr la armonía y el equilibrio de tu espacio.



Tips:

  1. No mezclar más de 2 o 3 estilos.

  2. Mantener paletas neutras para el mobiliario o piezas principales y romper con tonos intensos en piezas pequeñas.

  3. Uso de materiales rústicos y detalles modernistas.

  4. Mantener una línea temática de colores y texturas.

  5. Integrar algunos elementos decorativos y llamativos.

  6. Utilizar por lo menos un detalle clásico o antiguo para darle mayor diversidad al diseño.

  7. Usar texturas atractivas ya sea en las paredes o en el mobiliario.




Estilo Contemporáneo

Este estilo está caracterizado por la amplitud, los espacios luminosos, ordenados y acogedores. En su mayoría prevalece los tonos neutros y claros con piezas atractivas para romper con la monotonía.


Algunas veces suele ser confundido con el estilo minimalista, sin embargo, la gran diferencia radica en el uso de piezas clásicas y el número de objetos y piezas del mobiliario. En este caso el estilo contemporáneo usa piezas de más.



Tips:

  1. Uso de tonos neutros como el blanco, gama de grises , negro y marrones.

  2. Formas estructurales con líneas rectas y formas cuadradas.

  3. Uso de decoración con formas abstractas

  4. Combinación de materiales como la madera, el acero, el vidrio y la piedra

  5. El uso de elementos decorativos suspendidos como lámparas colgantes para darle una sensación de amplitud al espacio





Estilo Mid Century

El estilo Mid Century está caracterizado por el diseño funcional de sus productos pero sin descuidar la forma, la sencillez, los trazos limpios y rectos.

Es uno de los estilos que más adeptos ha tenido después de medio siglo debido a su fuerte vínculo con la naturaleza y los materiales como la madera. En este estilo se conservan los acabados originales y se destacan los enchapes con formas y texturas.



Tips:

  1. Uso de maderas naturales o con acabos en pintura claro.

  2. Muebles de baja altura con bases cortas y con ciertas inclinaciones.

  3. Uso de piezas icónicas del diseño.

  4. Objetos decorativos con diseños geométricos.

  5. Alfombras y cojines con formas geométricas y colores.

  6. Ergonomía y funcionalidad son características esenciales.

  7. Acabados en colores dorados, cobrizos o negros en las lámparas.

  8. Líneas puras y elegantes con colores sobrios.

  9. Detalles con inspiración natural y uso de plantas al máximo.





Estilo Clásico Moderno    

Es un estilo renovado que conserva lo clásico pero con una adición de materiales y elementos modernos en búsqueda del equilibrio perfecto y de la elegancia que caracteriza este estilo.


Al elegir parte de los dos estilos deberás ser muy cuidadoso con los detalles y los accesorios. Deberás elegir los elementos que tienen similitud entre ellos, pero enfocarte a elegir uno de ellos como base y el otro como combinación. Es decir, estilo clásico con detalles decorativos modernos o viceversa.




Tips:

  1. Uso de tonos neutrales como el beige, gris y marrón.

  2. Patrones de líneas simples modestas.

  3. Elección de mobiliario elegante y sofisticado, sin ser extravagante.

  4. Uso de alfombras en seda de bamboo, de patrones geométricos, con fondos crema y marrones.

  5. Adicionar texturas en las paredes ya sea con papeles de colgadura o molduras.

Lo importante es la mezcla con moderación para evitar que los espacios parezcan cargados.





Permítete dar gusto con las formas y colores, mantén el interés en crear el mejor escenario para tu espacio en el cual te sientas cómodo y tranquilo y puedas llenarte de energía mientras descansas, convives y compartes.



Te invitamos a seguir leyendo nuestros blogs. Si tienes dudas a la hora organizar tu espacio y elegir el estilo decorativo, puedes contactarnos vía Whatsapp o programar una cita con alguno de nuestros expertos. (Programar cita)


Visita nuestro Showroom

Transversal 39B #71-69.

Barrio Laureles · Medellín, Colombia.

PARA PREGUNTAS, QUEJAS, RECLAMOS Y SOLICITUDES

Copyright © 2020 Matiz

Diseñado por Juan Rocha